jueves, 17 de febrero de 2011

Reflexiones y dedicatorias

A ti que sigues buscando a tu hombre perfecto. A ti que este año vas a cumplir los cuarenta pero aparentas poco mas de treinta por que te matas de hambre para no tener un solo gramo innecesario de grasa. ¿Te acuerdas cuando a los quince años conociste a Tony? Casi no querías mirarle porque sentías vergüenza al mostrarle que los granos adornaban tu adolescencia. ¿Y qué me dices de Fernando? Que os encontrasteis en la fiesta de tu pueblo y te duró tan solo ese verano porque el pobre te arrugaba la ropa y te corría el maquillaje al pretender besarte. Luego vino Roberto que tenia más paciencia que un santo y veías menos que a tu instructor de gimnasia, tal vez por eso cuando él vio a tu vecina, decidió que prefería tener una vida sedentaria y consolarse entre sus piernas. Manuel, tu fisioterapeuta , casi no dejó huella en tu soltería porque se fue deshaciendo como tus contracturas tras tres meses de tratamiento intensivo y a estas alturas de tu vida te planteas apuntarte a una red social de esas en que introduces tus datos, gustos y aficiones y ellos se encargan de emparejarte, por que hoy lo que se lleva es Internet y tu no vas a ser menos moderna que las demás. Faltaría más!

jueves, 10 de febrero de 2011

Buscando espero...¿Al hombre que yo quiero?


Pues nada, a mi pobre prima sigue sin servirle eso de: "Año nuevo vida nueva" y aqui la tenemos casi desesperada por que no logra encontrar su pareja ideal y a este paso se nos queda para vestir santos por que para otra cosa casi que ya no le quedan fuerzas. ¿Porqué será que a unas personas les cuesta tanto conseguir establecer relaciones y en cambio otras parecen que han hecho un master en Public relation?